La Taberna Griega: auténtica comida griega en Pacífico

Mientras Grecia vuelve a ocupar los titulares de prensa por sus elecciones y el desplome de la Bolsa, Madrider quiere dedicarle un capítulo muy especial a este país ensalzando su rica gastronomía. Un buen lugar para acercarse a sus delicias culinarias es la Taberna Griega, un modesto restaurante situado en el barrio de Pacífico donde probar las especialidades helénicas está al alcance de la mano y el bolsillo.

Lo primero, un vermú de grifo
La Taberna Griega es el nombre perfecto para este mesón que combina con bastante salero su oferta de bar y comedor en un mismo espacio. Así, si vas caminando por Juan de Urbieta te sorprenderá una carta exótica a pie de calle en la que se anuncian platos griegos pero, cuando te has decidido a poner tu paladar al servicio de otros sabores, la primera impresión de la Taberna es que se trata de un bar de toda la vida español. Sin embargo, si vas más allá de la barra y las máquinas tragaperras podrás acomodarte tranquilamente en el salón comedor, todo decorado en tonos azules y blancos, tal y como las postales nos sugieren que ha de ser Grecia, con un imponente mar que marca el diseño y, en definitiva, la vida de sus ciudadanos.

Taberna Griega

Tonos azules y blancos y motivos marinos decoran La Taberna Griega

La recomendación Madrider es la siguiente y en este orden: lo suyo es llegar con apetito pero darse el lujo de tomar un vermú antes de comer, ya que es de grifo, muy rico, y solo cuesta 1,30 euros. Una vez que el estómago está pidiendo guerra, debemos dejarnos seducir por los sabrosos platos que en la Taberna Griega sirven.

Empanadas griegas

Empanadas griegas de queso feta y espinacas, riquísimas con una Mythos o cerveza griega

Ideal para vegetarianos
En la carta de ensaladas y entrantes hay 16 variedades; en el gusto por descubrir y arriesgarse estará la decisión de probar uno u otro plato pero aquí os damos el dato de dos que son verdaderamente una delicia, además de ser manjares para los vegetarianos: empanadas griegas, muy diferentes a las españolas, por 4,90 euros (dos empanadas), hechas con pasta filo y rellenas de espinacas (spanacópita) y queso feta (tirópita) y pikilía de cremas, un suculento y abundante plato formado por cuatro cremas (tzatziki, crema de yogurt griego, pepino, eneldo y ajo; humus, crema de garbanzos; taramás, crema de huevas de caviar rojo y melitzanosalata, crema de berenjenas) y piezas de dolmadakia (hojas de vid rellenas de arroz, salsa de eneldo y limón) por 9,80 euros que viene acompañado de una cesta de pan de pita, riquísimo por cierto, para untar las cremas. Este plato resulta una gran elección debido a su abundancia y variedad de especialidades.

Taberna Griega

Pikilía de cremas con cuatro tipos de crema combinadas y piezas de dolmadakia

Gemistá_Taberna Griega

Gemistá o pimientos rojos rellenos de carne y arroz

Los segundos platos: hablemos en serio
Los segundos platos o “raciones”, como indica la carta de la Taberna Griega, son aún más numerosos que los entrantes y, pese a que el tamaño a priori puede parecer medio, os aseguramos que no os vais a quedar con hambre. La cocina ofrece 17 platos, entre los que se encuentran guisos típicos griegos como la famosa musaká (pastel de carne picada, berenjenas, bechamel) por 8,20 euros; el gemistá (pimientos rojos rellenos de carne y arroz) por 7,50 euros, un plato tan estético como apetitoso; el bifteki (rollo de carne picada relleno con queso feta) también por 7,50 o el sarmades/dolmades (hojas de col rellenas de carne, arroz, salsa de huevo y limón o vegetarianas con solo arroz, pasas, piñones y la misma salsa) por 7,90-7,00 euros.

Musaká

Musaká o pastel de carne picada, berenjenas y bechamel

El clásico kebab no podía faltar
Esto para los que se atreven con gustos, aromas y sabores diferentes pero para los más conservadores de la gastronomía también hay platos disponibles: cinco tipos de hamburguesa (incluida la vegetal hecha de faláfel), cuatro de pizzas ¡enrolladas, eso sí! y, no podía faltar, el gyros o kebab por un precio tan competitivo como en los kebabs que inundan Madrid (3,50-5,50 euros) pero en un ambiente más que agradable.

¿Dónde está el yogur?
Aunque la salsa de yogur se utiliza en la gastronomía griega para diversos platos, también se puede degustar como postre pero, aviso a aquellos que no conozcan las bondades y textura de esta variedad de leche fermentada, el griego es un yogur contundente que quitaría el hambre hasta a Hércules. Por ello conviene reservarse un hueco en el estómago si se quiere degustar el yogur griego que, para más inri, viene con miel y nueces. Sin embargo, la recomendación Madrider es pedir un postre combinado que por unos céntimos más te permite probar el yogur con miel y nueces, el baklavá o pastel de hojaldre y nueces y el kadaifi, de cabello de ángel y frutos secos cubierto por un tipo de fideo muy fino (vermicelli) que es lo que da nombre a este dulce. Para chuparse los dedos literalmente debido a la miel y almíbar…

Postre combinado

Postre combinado: yogur griego con miel y nueces, baklavá y kadaif, ¡para chuparse los dedos literalmente!

¿Dónde? C/ Juan de Urbieta, 6. Metro: Pacífico. Teléfono: 914 34 89 19. Horario: de 9:00 a 0:00h. La cocina cierra a las 17:00h pero no conviene llegar rondando esa hora porque no hacen excepciones.
¿Cuánto? Para dos personas, un entrante + una ración + postre para dos + dos bebidas = unos 20-22 euros.

María S. Robles
Fotos: MSR y DMttcc

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page
Esta entrada fue publicada en mmmadrid y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a La Taberna Griega: auténtica comida griega en Pacífico

  1. ruben dijo:

    Doy fe de que el yogur griego es una cosa potente ¡¡vaya bomba!! la próxima vez creo que me quedaré en el segundo plato y, ya, si me quedo con el antojo, me tomo un yogur griego de los de fábrica, que también están muy buenos

  2. Miguel dijo:

    ¡Cómo echo de menos la taberna griega! (y l@s que la frecuentan).

    Genial para una larga velada con los amigos, al estilo griego, la comida auténtica al 100%… nunca deben faltar abrir con la pikilia y cerrar con el plato de postres variados.

    Cuando estas dentro podría ser perfectamente cualquier “Mezedopoleio” de Atenas :) – de hecho no estoy seguro que no sea una puerta espacio-temporal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>