Jardín del Capricho: un parque del siglo XVIII en Madrid

Jardín del CaprichoMadrider se da una vuelta por el Jardín del Capricho y os abre la puerta a este maravilloso y elegante parque histórico de Madrid.

¿Está lejos? Un poco, pero se puede ir en transporte público (Metro: El Capricho, línea 5.Bus: 101, 105 y 151). Se halla en el distrito de Barajas, concretamente, en Alameda de Osuna.
¿Es muy antiguo? Sí, lo es, ya que data del siglo XVIII.

Jardín del Capricho

Casa de la Vieja, un capricho de los Duques construido entre 1792 y 1795 que imita una casa de labranza y actualmente no se puede visitar debido a su estado ruinoso

¿Es como el de Versalles? No exactamente. La Duquesa de Osuna quería que en su propiedad existieran todos los elementos del jardín “anglo-chino”, muy en boga a finales del XVIII en toda Europa cuyos elementos característicos son las rías, lagos de bordes irregulares y las islas. El jardín ofrece, además, tres estilos diferentes, entre los que se encuentra el jardín francés o parterre, con setos simétricos y recortados con precisión; el paisaje inglés, que evoca la naturaleza en su estado puro e incluye estatuas, agua y terreno circundante y el giardino italiano, inspirado por los jardines romanos y napolitanos. Constituye el único jardín del Romanticismo existente en Madrid, pero es, además, también un jardín romántico en el sentido amoroso de la palabra ¡y no solo porque tiene árboles del amor!

Jardín del Capricho

Casa de cañas, embarcadero revestido de este material que servía no solo para guardar los barcos sino que incluía un pequeño pabellón de reposo que se abre hacia el agua y servía de comedor ocasional

Duquesa de Osuna pintada por Goya¿A quién se le ocurrió una idea tan bonita? A la Duquesa de Osuna (de nombre completo, doña María Josefa de la Soledad Alonso Pimentel) que, según Goya, tenía el aspecto de la izquierda. Inicialmente era una explotación agrícola y ella lo convirtió en jardín. Su nieto dijo de ella: “A María Josefa Pimentel, madre del Duque de Osuna y Benavente, muy celebrada por la agudeza de su ingenio, por su elevado ánimo, por su piedad, por su benevolencia hacia los suyos y para los demás, por su afabilidad, por sus cualidades admirables, fundadora de esta hermosa casa de campo”.
¿Tiene un laberinto? Sí, pero desgraciadamente en la actualidad no está permitido perderse en él. Solo se puede apreciar con la vista. Fue concebido para el juego amoroso y los escondites, un clásico entretenimiento de la nobleza.

Laberinto Jardín del Capricho

Laberinto del Jardín del Capricho. Ojo con imaginarse perdido porque actualmente no se puede pasar a su interior

¿Cómo es de grande? Posee 14 hectáreas, es decir, no es muy grande en comparación con El Retiro que tiene 118 hectáreas o la inmensa Casa de Campo con 1.722. Otro dato que te dará una idea: el aforo máximo son 1.000 personas.

Jardín del Capricho

A lo lejos, el Templo de Baco

¿Qué fue del Parque durante…?
Búnker Jardín del Capricho
La invasión francesa: pasa a manos francesas y las tropas se instalan.
La República: fue declarado Jardín Histórico.
La Guerra Civil: se construyeron varios refugios antiaéreos subterráneos (véase el bunker en la imagen).
El franquismo: se sumergió en el abandono hasta que en 1974 fue comprado por el Ayuntamiento de Madrid. En 1985 fue declarado Bien de Interés Cultural.

Jardín del Capricho

Exedra en la Plaza de los Emperadores: conjunto arquitectónico y escultórico dotado de unos bancos para descansar en torno al busto de la Duquesa. Tras 1945 el momumento sufre importantes daños que lo llevan poco a poco a un estado ruinoso producto del abandono, el vandalismo y la caída de un olmo sobre el templete. Además, algunos elementos escultóricos fueron robados. Su restauración se afrontó en 1987.

Naturalmente hablando… Se caracteriza por los bosquetes de lilos y de árboles del amor (¡que también se llaman árboles de Judas!) que proporcionan un hermoso colorido primaveral al jardín. En sus praderas y paseos se observan notables ejemplares de robles, pinos, cipreses, tejos, cedros, plátanos y castaños de indias.

Jardín del Capricho¿Se pueden ver ardillas? Sí, rojas, pero no solo a estos pequeños roedores. Su riqueza vegetal alberga una fauna muy variada. Destacan las aves: mirlos, palomas torcaces, pitos reales, herrerillos, petirrojos, ruiseñores, etc., además de cisnes negros y ánades. Entre los mamíferos: musarañas, ratones comunes y ratones de campo.

Jardín del Capricho

Palacio de los Duques

¿Qué pongo en Google Maps? Paseo Alameda de Osuna, 25. 28042 Madrid. Teléfono: 915 880 114.
¿Cuándo puedo pasarme por ahí? Del 1 de octubre al 31 de marzo sábados, domingos y festivos de 9 a 18:30 horas. Del 1 de abril al 30 de septiembre sábados, domingos y festivos de 9 a 21 horas.
¿Qué no puedo hacer? Este jardín, al ser histórico, es algo más especial que otros en los que se puede hacer picnic o practicar diferentes deportes. No se puede ir con bici, patines, jugar a la pelota, comer en el interior del Jardín o acceder con animales, incluso atados.

Jardín del Capricho

María S. Robles / maria@madrider.es
Fotos: DMttcc

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page
Esta entrada fue publicada en Trotamadrid y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>