Esta es una plaza: un huerto ecológico en Lavapiés

Y mucho más: jardín comunitario, espacio cultural, taller de bicis, parque…

A madrileños y españoles, permítaseme el atrevimiento de gata hablando, nos ocurre un fenómeno extraño que, al ser observado por otros que no comparten nacionalidad, resulta revelador: a veces para describir un lugar, un rincón, un bar, un restaurante o un ambiente decimos que esto o aquello es “muy europeo“. Y nos quedamos tan anchos con tal aseveración, como si ese adjetivo no tuviera nada que ver con nosotros, país que, igual conviene recordar, se encuentra en el Viejo Continente y siempre ha pertenecido a él.

Sin embargo, y a pesar de mi autocrítica, hace pocos días tuve esa misma sensación paseando por Doctor Fourquet, tras ver “En construcción” en el Teatro del Arte. Dejando de lado su nombre exótico, varias cosas me hicieron prestar especial atención a esa calle de Lavapiés: los modernos diseños de algunos establecimientos fueron lo primero que me atrapó. Lo segundo, lo frondosos que estaban los árboles; lo tercero, la terraza de la escuela de Cristina Rota, un patio tranquilo en medio de un vecindario a la manera de las corralas húngaras, con gatitos trepando por los frutales y una calma chicha, sin ruidos, sin jaleo, sin par en todo Madrid.

De descampado a isla de paz
Pero, lo que me terminó por despertar el sueño europeísta fue el parque situado en Doctor Fourquet 24, un huerto urbano comunitario que nació en 2008 sobre un solar que había estado en desuso durante más de 30 años. Después de varios cierres, convertirse en asociación, conseguir la cesión del lugar por parte del Ayuntamiento y demás batallas campales, se ha transformado en un espacio maravilloso que supone una isla de paz en medio de la ciudad.

Unidad: dícese de una palabra con doble significado. Por una parte, implica “individuouno solo”. Por otra, dentro de unidad se encuentra la raíz del verbo “unir”, es decir, juntar, reunir, aunar, mezclar, fundir, fusionar, agregar, asociarse, aliarse, coligarse, mancomunarse, hermanarse… Esta es una plaza es “un jardín compartido en Lavapiés, un lugar abierto que favorece el encuentro entre generaciones y culturas, que contribuye a valorizar los recursos locales, tejiendo relaciones entre los habitantes del barrio”, aseguran en su página web los responsables del proyecto. Si quieres conocer la historia completa, pincha aquí.

Esta entrada fue publicada en Madrider. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *